La Residencia está ubicada dentro del municipio, pero sin ser en pleno centro de éste. Esta ubicación es excelente dado que permite que, los residentes estén en continuo contacto con los vecinos de la localidad, al mismo tiempo que tienen cerca el campo por el que están acostumbrados a pasear.

Al ser una residencia relativamente pequeña, el trato es muy familiar, buscando el “lujo” en la atención personal y calidad de vida del mayor, “lujo” que entendemos puede darse desde una residencia sencilla y que es tan importante para los mayores y sus familias. Estas, agradecen poder visitar a los suyos sin límite alguno de horario, comer con ellos, salir y entrar sin problemas por las distintas dependencias del centro…

Por último, a la hora de hablar de la Residencia nos gustaría analizar cuál es la relación y participación de los residentes con el resto de los miembros del municipio.

Desde la propia residencia, además de las actividades diarias que se llevan a cabo, ya mencionadas anteriormente (Fisioterapia, Terapia Ocupacional…), se organizan distintas actividades tales como: Celebraciones religiosas, actuaciones de distintas asociaciones y grupos formados en el municipio, carnaval intergeneracional, meriendas comunitarias, homenajes u otros eventos, que entre otras cosas pretenden esa interrelación con el resto de los vecinos.